Archivo de la etiqueta: crimen

Mi vida en ti

En mi clase sí a la vida
Es un tú quien está en ti. Un tú distinto de ti, pero que depende de ti para su desarrollo. Un tú único e irrepetible. Un ser humano con genoma propio desde el primer momento, cuyo corazón ya late 65 veces por minuto en la semana 4, cuyo cerebro comienza a formarse en la semana 5, cuyos ojos se atisban ya en la semana 8 y que empieza a tener pelo en la semana 14. Su vida está en tus manos.

El gran pacifista Gandhi se expresó en estos términos sobre la interrupción voluntaria del embarazo: “A mí me parece claro como la luz del día que el aborto es un crimen”. Las verdades sencillas -el derecho a la vida lo es- se expresan con sencillez. Lamento decir que sólo una sociedad anestesiada por el egoísmo puede pronunciarse de otra manera. Imponer el aborto nos afecta a todos, porque la sociedad receptora, nuestra sociedad, deviene en peor, se degradan sus cimientos y todos permanecemos menos seguros, aunque se denomine interrupción voluntaria del embarazo, que es como llamar interrupción de la respiración a la pena de muerte.   Pulsar sobre la foto que sigue.

La vida el principal valor. El alimento, derecho fundamental

La forma de los pies de 10 semanas (o en su defecto, de un bebé)
han sido siempre el símbolo pro-vida.

logo_cadavidaimporta ok

Fotos manifestación a favor de la vida (17 de octubre 2009. Madrid)

Ver esta Web

CADA VIDA IMPORTA. El lema CADA VIDA IMPORTA desea expresar que en relación al aborto nos importan todas las vidas: la del bebé no nacido, la de la madre embarazada en situación de desamparo social, la de la mujer que ha abortado y se enfrenta a la memoria de ese drama, la del padre responsable del embarazo y quizá también del aborto, etc.

Por eso el lema escogido:  CADA VIDA IMPORTA.  Todo aborto tiene dos víctimas al menos: la mujer que aborta y el bebé que no nace.

Logpobrezacero

El acceso al alimento, más que una necesidad elemental, es un derecho fundamental de las personas y de los pueblos. Podrá ser una realidad y por tanto una seguridad si se garantiza un desarrollo adecuado en todas las distintas regiones. En particular, el drama del hambre podrá ser vencido sólo “eliminando las causas estructurales que lo provocan y promoviendo el desarrollo agrícola de los países más pobres mediante inversiones en infraestructuras rurales, en sistemas de irrigación, en transportes, en organización de los mercados, en formación y difusión de técnicas agrícolas apropiadas, capaces de utilizar lo mejor posible los recursos humanos, naturales y socioeconómicos mayormente accesibles a nivel local” (Caritas in veritate, n. 27).

Garantizar a personas y pueblos la posibilidad de vencer la plaga del hambre significa asegurarles un acceso concreto a una alimentación sana y adecuada. Se trata, asimismo, de una manifestación concreta del derecho a la vida.

El acceso al alimento, más que una necesidad elemental, es un derecho fundamental de las personas y de los pueblos. Podrá ser una realidad y por tanto una seguridad si se garantiza un desarrollo adecuado en todas las distintas regiones. En particular, el drama del hambre podrá ser vencido sólo “eliminando las causas estructurales que lo provocan y promoviendo el desarrollo agrícola de los países más pobres mediante inversiones en infraestructuras rurales, en sistemas de irrigación, en transportes, en organización de los mercados, en formación y difusión de técnicas agrícolas apropiadas, capaces de utilizar lo mejor posible los recursos humanos, naturales y socioeconómicos mayormente accesibles a nivel local” (Caritas in veritate, n. 27).
Garantizar a personas y pueblos la posibilidad de vencer la plaga del hambre significa asegurarles un acceso concreto a una alimentación sana y adecuada. Se trata, asimismo, de una manifestación concreta del derecho a la vida