Archivo de la etiqueta: esfuerzo

Todos tenemos que morir

El “creador” del primer Macintosh muere el 5 de octubre en San Francisco (EE.UU).
Allá en el inicio de los años 80 recuerdo una tienda al lado de donde yo vivía, que con el logo de Apple, vendía ordenadores. Siempre me llamó la atención. Posteriormente me interesé por el mundo de la informática y en un principio use los ordenadores que utilizaban el sistema operativo MS DOS, que posteriormente copiarían de Apple introduciendo el conocido Windows.

La muerte de Steve Jobs nos ha hecho recordar muchas cosas de estas últimas tres décadas. En su homenaje y como reflexión que nos puede ayudar a comprender mejor el ser humano, escribo estas líneas. Descanse en paz.

Steve Jobs, nació en San Francisco el 24 de febrero de 1955. Jobs comenzó en 1976 junto a Steve Wozniak y Ronald Wayne, fundó Apple, después de elaborar los primeros proyectos en el garaje de su casa. En sólo diez años la sociedad alcanzó los dos mil millones de dólares de facturación. El lanzamiento del primer Macintosh se remonta a enero de 1984. Era un genio.
En 1985 Jobs es expulsado de la sociedad. El regreso a la dirección de Apple tiene lugar a finales de 1998. Relanza la empresa en crisis. Posteriormente revoluciona aún más sociedad: Inventó el Smartphone (teléfonos inteligentes) con el iPhone, cambió el negocio de la música con el iPod, inventó el PC portátil del futuro, el iPad, hizo que los ordenadores se vendieran sin libros de instrucciones.
Se le ha comparado con Edison así como con Einstein y se le considera un artista digno de ser equiparado con Leonardo da Vinci. El propio Jobs decía que sus productos son una mezcla de arte y tecnología. Fue un genio con éxito. Éxito en la informática con el Macintosh, la música digital con el iPod, el cine de animación con Pixar, la world wiide web con NeXT.

Sabía que le quedaba poco tiempo. Hace unos días, le pidió a su hijo que le llevara en coche para ver Palo Alto por última vez. Uno de sus mejores amigos, el doctor Ornish, le preguntó hace poco si estaba contento por el hecho de haber tenido hijos, y le respondió de forma contundente: “es 10.000 veces lo mejor que he hecho jamás”. Se fue despidiendo de sus mejores amigos y se fue preparando para la muerte. Murió rodeado por su familia, el 5 de octubre de 2011.   Se le ha recordado, en algunas viñetas, de modo cariñoso. entrando en las puertas del cielo y encontrándose con distintos personajes bíblicos.

Una gran lección extraemos de su vida. De unos padres que le dieron en adopción, su gesto fue un bien para el mundo. Steve Jobs fue dado en adopción porque nació en el año 1955. ¿Qué hubiera sucedido si hubiera sido concebido en 1980 o en años posteriores?. ¿Habría nacido?. ¿Su madre, habría abortado, antes de darle en adopción?. La historia se repite. ¿Cuantos Einsteins, Nelsons Mandela, Jobs, Teresas de Calcuta, etcétera, nunca nacerán con la excusa de “que no sufran”? A base de querer evitar el sufrimiento, cerramos la esperanza del futuro. Esa es la raíz que destruye la innovación y la esperanza en nuestra sociedad opulenta. Esa manía de creernos dioses, comete esos errores.

En una cultura que no siempre propone modelos edificantes, Steve Jobs fue un ejemplo de hasta dónde pueden llegar la tenacidad, el trabajo y la fe en uno mismo.
Nos gusta recordar a Steve Jobs como algunas viñetas lo han “retratado” de modo cariñoso entrando en el cielo y encontrándose con distintos personajes bíblicos.



Tres historias para reflexionar

Steve Jobs impartió 12 de junio en 2005 un discurso en la ceremonia de graduación de alumnos de la Universidad de Stanford. En ese discurso Steve Jobs relata tres historias de su vida de las que se pueden sacar lecciones fundamentales.

Sigue leyendo

Fútbol y Religión

La victoria de La Roja aderezada con símbolos religiosos
¡¡¡Campeones, gracias a Dios!!!
Pese a los intentos de la FIFA, los jugadores no han dejado de rezar, antes, durante y después de los partidos
David Villa, guarda en su taquilla una foto de la Virgen de Covadonga que le dio su madre ante de salir para Sudáfrica.
¡Campeones! Por primera vez en la historia, España ha ganado un Mundial. Un mes de esfuerzo, sufrimiento, humildad, espíritu de sacrificio y fútbol, mucho fútbol. Y cómo no, fe en la victoria, que han tenido su recompensa en forma de la Copa del Mundo levantada por nuestro capitán, Iker Casillas. Una victoria aderezada con símbolos religiosos continuos. Sigue leyendo

LA SUPERACIÓN COMO VALOR

El valor del esfuerzo y la superación

La superación no llega con el tiempo, el simple deseo o con la automotivación, requiere acciones inmediatas, planeación, esfuerzo y trabajo continuo.

Nuestra vida está llena de oportunidades, saber aprovecharlas y obtener los frutos deseados constituyen el centro de nuestras aspiraciones. Y siempre considerando (aunque sea remar contra corriente) que la verdadera superación no tiene cantidad sino calidad.
La superación es el valor que motiva a la persona a perfeccionarse a sí misma, en lo humano, espiritual, profesional y económico, venciendo los obstáculos y dificultades que se presenten.
Aunque los recursos económicos y materiales sean necesarios, no debemos enfocar la superación a la acumulación de los mismos, como una manera fácil de medir un progreso. Existen otros aspectos fundamentales y prioritarios que toda persona debe atender:
Para el estudiante significa dedicar más tiempo a su preparación, conocer y aplicar nuevas técnicas de estudio que faciliten un mejor aprendizaje con los resultados deseados; desarrollar la investigación personal y mejorar la calidad en los trabajos que realice.
Debes saber que te encontrarás con obstáculos; siempre los habrá, pero la verdadera superación consiste en afrontarlos y ante ellos asumir nuevos deseos de superarlos. En esta vida nada es fácil, todo lo que vale la pena requiere de perseverancia y paciencia para alcanzarlo, es entonces cuando la superación se hace sublime -alejada de toda vanidad y soberbia- con el gozo interior de acercarnos cada vez más a la cima de la humana perfección.
Os mostramos dos ejemplos en esta línea. Son dos vídeos que muestran como con esfuerzo y confianza en uno mismo se puede sobrellevar una importante discapacidad.
Tony Melendez. Este joven es un ejemplo de lucha por lo que se quiere, y una muestra de que nada es imposible
Y en el otro vídeo, dos jóvenes: él sin pierna y ella sin brazo, son capaces con el esfuerzo la dedicación y el amor de bailar y hacer llegar al público la gran dignidad de su trabajo y por lo tanto de sus personas.