Archivo de la etiqueta: templo

LUGARES SAGRADOS I

Religión judía

El muro de las lamentaciones
El muro de las lamentaciones es el lugar sagrado más importante para los judíos. Se trata de los restos del Templo de Jerusalén, construido por Herodes en el año 20 antes de Cristo; fue destruido en el año 70 por los romanos.

El Templo de Jerusalén
Salomón mandó  construir el primer templo judío entre los años 970 y 930 antes de Cristo; este Templo fue destruido en el 586 en el ataque de los babilonios que llevó al pueblo judío al exilio. En el siglo VI antes de Cristo, se recuperó Jerusalén y se mandó construir el segundo templo en el mismo lugar donde se encontraba el anterior. Ya después de Cristo, en el año 70, la sublevación de los judíos motivó el ataque de las legiones romanas, que terminó con la destrucción de la ciudad de Jerusalén y del templo, quedando en pie sólo este famoso muro, conocido como: muro de las lamentaciones.

VER ESTA PRESENTACIÓN. PULSAR AQUÍ

Se dice que el nombre del muro de las lamentaciones viene por el hecho de la batalla en Jerusalén en la que el emperador romano Tito destruyo todo, incluso el Templo de Jerusalén. Era la señal de victoria total. Quedó en pie, tan solo el muro que conocemos. Este muro que quedó, para los judíos, tomó el valor de una promesa hecha por Dios, en la que siempre quedaría al menos una pequeña parte del templo, en representación y como símbolo de que su alianza con este pueblo se mantendría por siempre.

Para saber más, consultar las siguientes páginas:

Anuncios

Templo de Jerusalén

Ver: Pulsar aquí en el dibujo que sigue.

LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALÉN
El centro del culto de la nación judía lo constituía principalmente el Templo.
El primero lo manda construir el rey Salomón en el s.X a.C.
Fue destruido por Nabucodonosor rey de Babilonia, cuatro siglos más tarde, en el 587 a.C.

El segundo
fue construido por Zorobabel, a la vuelta del cautiverio de Babilonia, en el mismo sitio del anterior, en el 515 a.C.

El tercero
comienza su construcción en el año 20 a.C. Consiste en una mejora del existente. Fue obra de Herodes. En primer lugar, se amplió considerablemente la explanada, lo que exigió grandes proezas de ingeniería. Dos de sus esquinas colgaban sobre el valle y la plataforma estaba allí a unos 45 m. por encima del suelo. En la esquina del sureste hubo que sostener la plataforma con una serie de arcos, conocidos en la actualidad como los establos de Salomón.
Sobre el muro donde finalizaba el atrio de los Gentiles, podían leerse rótulos en hebreo, griego y latín. Estos rótulos advertían muy seriamente que todo no judío que traspasara aquel límite, sería castigado con la muerte.