Archivo de la etiqueta: Jesucristo

Jesucristo ha resucitado

Jesucristo ha resucitado
Él pasó haciendo el bien y curando a todos los que habían caído en poder del demonio, porque Dios estaba con él.  Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en el país de los judíos y en Jerusalén. Y ellos lo mataron, suspendiéndolo de un patíbulo. Pero Dios lo resucitó al tercer día.

Jesús ha resucitado y no morirá de nuevo y así se ha abierto una nueva dimensión para el hombre. La vida es más fuerte que la muerte. El bien es más fuerte que el mal. El amor es más fuerte que el odio. La verdad es más fuerte que la mentira. Después de el eclipse solar de la pasión y muerte, Dios vuelve a decir que exista la luz. La oscuridad de los días pasados se disipa cuando Jesús resurge de la tumba y se hace él mismo luz pura de Dios.

Precisamente porque la fiesta de la Pascua es el día de una nueva creación orientada a la comunión entre Dios y la criatura, existe para que haya un espacio de respuesta a la gran gloria de Dios, un encuentro de amor y libertad.
La primera frase de la historia de la creación “Que exista la luz” porque la luz hace posible la vida. Hace posible el encuentro; hace posible la comunicación; hace posible el conocimiento, el acceso a la realidad, a la verdad. Y, haciendo posible el conocimiento, hace posible la libertad y el progreso. Cristo es luz, es fuego, es llama que destruye el mal.

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

Anuncios

Sábana Santa

Sábana Santa
“Sindon” (griego): Pieza de tela, que puede ser usada como lienzo fúnebre. El sudario de Turín es un lienzo de lino rectangular, de 436 cm de largo y 110cm. de ancho, y tejido a espina de pescado. Sobre un mismo lado de la tela son impresas las huellas frontales y dorsales de un hombre muerto después de haber sido crucificado.

Muchos creemos que el sudario de Turín es el lienzo fúnebre de Cristo, es decir, el lienzo en que el cuerpo de Jesús fue envuelto. ¿Hay razones para tal creencia? El sudario ha sido sometido a los estudios mas rigurosos de la ciencia, descubriéndose numerosos datos asombrosos.

Para más información ver pulsar aquí

Y ver

Jesús ha vencido la muerte

En tiempos de crisis apostamos por la vida y la esperanza

La muerte para muchos hoy es el paro. Tener un trabajo es la actividad que le hace sentirse al ser humano mejor.
De ahí que el paro puede deteriorar la autoestima personal y originar otros problemas.  No hay, sin embargo, que perder la esperanza

Esperamos también con Jesucristo. Tener esperanza es síntoma de vida.  Sólo los muertos no esperan; sólo han dejado de esperar los que han abdicado de vivir.
Cuando alguien decide que su vida “no merece la pena” , es cuando se está auto-eliminando;  es como si estuviera asistiendo a sus propios funerales y se enterrara en vida.

La Religión cristiana es una Religión de vida.  Los seres humanos tememos a la muerte. Sin embargo, para quien cree, espera y ama a Dios, la muerte no es un salto en el vacío. Morir no debería ser nada trágico. Pensamos que la muerte nos arrebata la vida. Sólo, en parte.  Realmente lo que acontece es que depositamos nuestro ser cansado, fatigado, en las manos amorosas del Padre, de Dios.  Las manos de Dios, como las del Padre del Hijo pródigo, serán nuestra salvación, nuestro más seguro reposo.   Este Jesús que ha resucitado nos invita a la vida. ¿Cómo explicar a unos jóvenes quién ha sido este Jesús?.  Ver el vídeo que sigue.

Jesús ha resucitado. ¡Feliz pascua!

El hombre más grande en la historia HA RESUCITADO.

Jesús no tenía siervos y sin embargo le llamaban Señor.
Jesús no tenía ningún grado de estudio, sin embargo le llamaban Maestro.
Jesús no tenía medicamentos, pero curaba a los enfermos.
Jesús no tenía ejército, pero los reyes le respetaban y temían.

En historia: Él es el PRINCIPIO y el FINAL, ALFA Y OMEGA
En el gobierno: Él dijo que sería llamado maravilloso consejero, príncipe de la paz.
En la religión: dijo que nadie va al Padre sino a través de Él.
Él no ganó batallas militares, y sin embargo conquistó el mundo.
Él no cometió delito alguno y, sin embargo le crucificaron.
Fue enterrado en una tumba, y sin embargo Él vive hoy.
¡Me siento honrado de CREER en este Jesús que me ama!

Y digo que: quien toma algo decididamente en serio en la vida –sea su fe, su profesión, lo que sea– no es ateo.’ Lo que nos define es la entrega. Jesús dio su vida. Pero ha resucitado.

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!