Archivo de la etiqueta: Santos

Día de todos los santos

Todos los años el 1 de noviembre celebramos la festividad de todos los santos.

En estas fechas hay un recuerdo especial para los seres queridos.
¿Qué hay después de la muerte?. Esta pregunta que se hace con frecuencia, resuena en estas fechas, si cabe, con más fuerza. ¿Alguien ha vuelto después de muerto?
Experiencias en el Umbral de la Muerte ¿ Hay vida después?.. Desde el siglo XX se viene investigando sobre este tema y actualmente se pueden ofrecer una  serie que investigaciones que intentan dar respuesta o al menos contar las experiencias cercanas a la muerte. Las Experiencias Cercanas a la Muerte son el punto de partida de esta inquietud. Personas que estuvieron clínicamente muertas – algunas sin actividad cerebral -, pero regresaron a la existencia, comentan unas vivencias que se repiten: la visión de sus propios cuerpos en la cama o el quirófano, el famoso túnel, el encuentro con seres queridos ya fallecidos, extrañas y amistosas presencias, una luz viviente…es significativo, asimismo, que personas de distinto continente, cultura, religión, coinciden en esas apreciaciones.

  Sigue leyendo

Todos los santos. Biofilia vs necrofilia

Biofilia vs. Necrofilia
Halloween tiene un trasfondo de ocultismo. Eso puede ser peligroso. Es preciso dirigir la fiesta de Halloween hacia lo bueno, y no fomentar el gusto por el terror y la muerte. En estas fechas se fomenta que los niños se disfracen de brujas, vampiros, fantasmas, con máscaras de cadáveres, esqueletos y que jueguen con elementos de muerte. Paradójicamente sucede que después cuando muere un familiar estos mismos niños y jóvenes son apartados para no ver al familiar muerto. Se da una falta de lógica.

La fiesta de Halloween se celebra en la noche del día 31 de octubre porque en esa noche los celtas rendían culto al dios de la muerte y de las tinieblas con sacrificios humanos y de animales. La fiesta se remonta a unos 300 años antes de Cristo y, muchos siglos después, su celebración ya modernizada pasó de Irlanda a EE UU a través de la gran ola de emigrantes a Norteamérica en el siglo XIX. La palabra Halloween (pronunciado [ˈha.lo.wiːn]) es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos).

La Iglesia católica el 1 de noviembre celebra la fiesta de Todos los Santos. En la Iglesia Ortodoxa se celebra el primer domingo después de Pentecostés; asimismo esta fiesta se celebra en las Iglesias Anglicana y Luterana. Todos los Santos son venerados, en especial aquellos que no tienen una fiesta propia en el calendario litúrgico. Por tradición es un día no laborable.

Al día siguiente, la Iglesia católica celebra el recuerdo de los difuntos, orando por ellos. Es una fiesta que estimula a la vida, y no a la muerte. Es costumbre visitar los cementerios para orar por los difuntos y por los familiares que experimentan el dolor de la separación humana. Los cementerios en este día quedan adornados con todo tipo de flores. En todas las iglesias se ofician misas en memoria de estos seres queridos. Hay que procurar que los niños y jóvenes descubran el valor de la vida y de la bondad y no fomentar el gusto por lo necrófilo, es decir, la muerte.

 Holywins vs. Halloween
Dicen los entendidos que la fiesta de Halloween no es tan inocente como disfrazarse de bruja y llevar calabazas iluminadas con inquietantes formas de caras, aunque esa sea la idea que “venden” las casas comerciales con “estanterías de sus establecimientos repletas de trajes de zombis, vampiros, fantasmas, druidas, esqueletos, diablos y hasta seres extraterrestres”. Sigue leyendo

S.Isidro patrono de los agricultores

S. Isidro es  el patrono de los agricultores. 
Sus padres eran unos campesinos. Quedó huérfano a la edad de 10 años. Isidro trabajó como peón de campo, ayudando en la agricultura a Don Juan de Vargas un dueño de una finca, cerca de Madrid. Allí pasó muchos años de su existencia labrando las tierras, cultivando y cosechando.
Se casó con una sencilla campesina que también llegó a ser santa: Santa María de la Cabeza (no porque ese fuera su apellido, sino porque su cabeza es sacada en procesión en rogativas, cuando pasan muchos meses sin llover).
Isidro se levantaba muy de madrugada y nunca empezaba su día de trabajo sin haber asistido antes a la Santa Misa. Varios de sus compañeros muy envidiosos lo acusaron ante el patrón por “ausentismo” y abandono del trabajo. El señor Vargas se fue a observar el campo y notó que sí era cierto que Isidro llegaba una hora más tarde que los otros (en aquel tiempo se trabajaba de seis de la mañana a seis de la tarde) pero que mientras Isidro oía misa, un personaje invisible (quizá un ángel) le guaba sus bueyes y estos araban juiciosamente como si el propio campesino los estuviera dirigiendo.  Pulsar sobre el cuadro para ver una presentación

Lo que ganaba como jornalero, Isidro lo distribuía en tres partes: una para el templo, otra para los pobres y otra para su familia (él, su esposa y su hijito). Y hasta para las avecillas tenía sus apartados. En pleno invierno cuando el suelo se cubría de nieve, Isidro esparcía granos de trigo por el camino para que las avecillas tuvieran con que alimentarse. Un día lo invitaron a un gran almuerzo. El se llevó a varios mendigos a que almorzaran también. Isidro repartió su almuerzo entre los mendigos.

En el año 1130 murió y fue canonizado por el Papa Gregorio XV en el año 1622 junto con Santa Teresa, San Ignacio, San Francisco Javier y San Felipe Neri.

Todos los santos

Sigue leyendo