Recuerdo-homenaje a los jesuitas asesinados en El Salvador

Estamos en el XXIII aniversario del martirio de los jesuitas de la Universidad Centroamericana UCA (El Salvador)Ignacio EllacuríaIgnacio Martín Baró y el resto de jesuitas fueron vilmente asesinados: por su fe cristiana que se realiza en el amor y la justicia con los pobres.
Otro jesuita, el gran teólogo: K. Rahner, dijo que la entrega y servicio en la justicia con los pobres, como la que realizó Mons. Romero, tenía que ser asimismo considerado martirio.

En la década de los ochenta, el conflicto armado de El Salvador supuso la muerte de más de 75.000  personas. Un caso ejemplar de la ola de violencia y masacres que se vivió en esa época fue la masacre de los Mártires de la UCA, la madrugada del 16 de noviembre de 1989.
La madrugada del 16 de noviembre de 1989, aprovechándose de una ofensiva guerrillera, efectivos del ejército asesinaron en el campus de la UCA al rector de esa casa de enseñanza, el sacerdote español, nacionalizado salvadoreño, Ignacio Ellacuría. También asesinaron a los sacerdotes españoles Ignacio Martín Baro (vicerrector), Segundo Montes, Amando López y Juan Ramón Moreno, al cura salvadoreño Joaquín López, a la empleada Elba Ramos y a su hija Celina.
Estos jesuitas eran profesores en la Universidad Centroamericana (UCA). Con sus límites y  también con sus virtudes y valores, enseñaban que toda teología y espiritualidad es fuente de libertad y liberación integral; liberación de todos y en especial del pobre. Así lo hicieron nuestros queridos mártires de la UCA, a los que queremos desde aquí homenajear.

Carlos Martín Baró que en aquellas fechas era Catedrático de Inglés en este Centro y hermano de Ignacio Martín BaróCarlos Martín Baró, en esas fechas, era Catedrático de inglés en este Centro.
Y hermano de Ignacio Martín Baró

La vida en El Salvador sigue marcada por la violencia, esa violencia que tiene su expresión más cruel y evidente en el alto número de homicidios que tiene lugar diariamente.
Por los crímenes, tres militares salvadoreños fueron condenados en 1991, de un total de nueve encausados, pero en 1993 se beneficiaron de una Ley de Amnistía promulgada por el Congreso tras el fin de la guerra civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s