Reflexión sobre la afirmación: “Sí a la vida”

Cuando el 7-octubre de 2012 mucha gente buena, se manifieste en toda España a favor de la vida, estaría muy bien conocer algunos datos sobre la población en España. ¿Prevalece la cultura de la muerte? (Ver el siguiente gráfico).

Con 36 millones de habitantes en España en 1976 nacieron 676.718 niños En 1995 con 39 millones de habitantes, los nacimientos fueron 363.467. Es decir, en 20 años se había pasado de un crecimiento vegetativo de la nación de casi 400.000 personas anuales a uno casi nulo de menos de 20.000 personas.
En 2010, con 47 millones de habitantes en España, de ellos más de cinco millones de emigrantes, los niños nacidos fueron 484.055 (una parte muy importante, hijos de emigrantes)

 El número de matrimonios, proyectos estables de vida en común, pasó de 259.000 para 36.000.000 de habitantes a 169.000 para 47.000.000 de habitantes.
Otro dato significativo es que en estos últimos 35 años, apesar de los avances médicos y científicos la tasa de Mortalidad es mayor en 2009 que en 1975.
(En estas tasas de mortalidad no están incluidos los miles y miles de abortos químicos y quirúrgicos).

La artista Eva Riekstina expuso en una céntrica plaza de la capital de Letonia, Riga, 27 esculturas de niños en etapa de formación intrauterina, acompañados cada uno por una lámina en la que está expresada, en tres idiomas, la razón esgrimida para matarlo.
Se lee en una lámina: “mi mamá realmente, realmente me quería, pero sus amigos la presionaron y la convencieron de matarme”.
(foto: pardzivibu.tv)
La muestra artística se realiza en el marco de la campaña “Por la vida”, organizada por grupos pro-vida de Letonia desde el 10 de setiembre hasta el 14 de octubre, que busca concientizar a la población sobre el drama del aborto.
En un manifiesto colgado en su sitio web, los activistas pro-vida señalan que “todo niño tiene derecho a nacer y a vivir”.

“Todos los mejores del mundo, intelectuales, científicos, escritores, artistas y músicos, una vez fueron bebés, con la longitud de un pulgar en el útero. Sus mentes, talentos, habilidades especiales, la fuerza, la apariencia y la belleza se añadió de pronto al cuarto mes de embarazo”, indican.
También aseguran que los niños con alguna discapacidad, frecuentemente abortados, pueden sorprender al mundo “con sus habilidades y talentos en la ciencia, el arte y la música”.

8 Respuestas a “Reflexión sobre la afirmación: “Sí a la vida”

  1. Extrabajadores de la industria del aborto narran conversión a la causa pro-vida
    WASHINGTON D.C., 04 Oct. 12 / 06:05 am (ACI).- En una reciente conferencia en Illinois (Estados Unidos), antiguos trabajadores de la industria del aborto recordaron cómo era su trabajo, con el que pensaban estar ayudando a las mujeres, y luego cómo se convirtieron a la causa pro-vida. Mientras que los médicos abortistas y trabajadores de las clínicas son a veces vistos por los pro-vida como gente sin corazón, en realidad algunos son “gente extremadamente compasiva”, que es mal aconsejada y cree que “están ayudando a las mujeres”, explicó.
    La conferencia, realizada el 22 de septiembre 2012, tuvo lugar en el Hotel Crowne Plaza O’Hare, y presentó a ocho antiguos trabajadores abortistas, que contaron sus historias de conversión.

  2. RABAT/ÁMSTERDAM (Reuters) – Marruecos impidió el jueves (27-9-12) a activistas de un grupo abortista holandés atracar su barco en uno de sus puertos para su primera campaña a favor del aborto en un país musulmán, con la que pretendían extender la concienciación sobre métodos seguros de interrumpir el embarazo en un país que prohíbe esta práctica.

    En Marruecos, al igual que en otros países musulmanes, el aborto es ilegal y está condenado con penas de hasta 20 años de prisión. Pero cada día se practican cientos de interrupciones del embarazo en clínicas clandestinas o utilizando hierbas medicinales, causando en ocasiones la muerte o graves lesiones./(Reuters)

  3. El impresionante testimonio de una mujer que abortó leído en la manifestación de Madrid
    «Cuando recuerdo ese día siento asco. Me dí cuenta de que allí no eres más que un número para facturar dinero», recuerda la joven de 32 años.
    ReL

    Durante la manifestación por el Aborto Cero celebrada este domingo en Madrid, se leyó el testimonio de una mujer que abortó.
    Testimonio de una mujer que abortó
    Soy española, tengo 32 años y hace nueve aborté. Espero que mis palabras sirvan para que si las escucha otra mujer que en algún momento se plantea abortar no lo haga porque es una decisión que te destroza por dentro y no tiene vuelta atrás. Cuando lo piensas te sientes angustiada, pero crees que si abortas esa ansiedad desaparecerá. No es así, lo que viene luego es mucho peor y siempre estará contigo. Desde el instante después de hacerlo supe que ese sufrimiento me acompañaría toda la vida.

    Cuando aborté estaba terminando mi carrera y tenía novio. Todo me iba bien. Pero un día sospeché que estaba embarazada. Cuando lo confirmé sentí vértigo, un miedo que me paralizó.

    Me venía constantemente una frase a la cabeza: “No estoy preparada” y en mi interior empecé a pensar en abortar. Me veía incapaz de ser madre, de cuidar a un hijo y hacerme responsable de otra vida. En el fondo, a pesar de tener más de veinte años me veía todavía como una niña, y no se puede ser a la vez madre y niña.

    También pensaba en mis padres. No teníamos buena situación económica y, en cambio, ellos siempre se habían esforzado mucho por proporcionarnos a mis hermanos y a mí una buena formación. ¿Cómo les iba a decir que estaba embarazada? ¿Qué clase de irresponsable era yo que les iba a añadir una carga más, con todo lo que me habían dado?

    Pensé que mi novio me acompañaría y alentaría a seguir adelante pero no fue así. Él también tenía miedo. Me dijo que creía que no nos podíamos arruinar la vida tan pronto. No le culpo, la decisión fue de los dos, pero muchas veces me pregunto qué habría pasado si no hubiera sido tan tajante.

    Fuimos juntos a la clínica abortista. Cuando recuerdo ese día siento asco. Me dí cuenta de que allí no eres más que un número para facturar dinero. Veía las caras en la sala de espera y se me hacía un nudo en el estómago. Había mujeres de diferentes edades. Algunas lloraban, otras estaban pálidas y calladas como tumbas. Algunas iban acompañadas, otras esperaban solas. Había mujeres que pasaban de la treintena y otras que parecían niñas. Miré sobre todo a una que estaba acompañada de sus padres. Me fijé en su gesto. Más que miedo reflejaba tristeza y rabia. Eso mismo lo he sentido yo muchas veces después. Llegué a preguntarme qué hacía yo ahí, pero estaba bloqueada, no podía salir de ese sitio. Simplemente había tomado una decisión y no se podía cambiar.

    Cuando desperté de la anestesia me dolía todo el cuerpo. Estuve sangrando durante media hora. Creía que me quería morir. O mejor dicho, me quería morir. Me decía a mí misma: “Qué he hecho, qué he hecho…”. Habíamos decidido abortar para no arruinar nuestra vida y ahora yo veía que me la había destrozado para siempre. Me dolía lo indecible ser tan consciente de que al entrar en el quirófano había alguien dentro de mí y ahora estaba yo sola. Entramos dos en el quirófano, mi hijo y yo, y ahora estaba yo sola esperando a que parase la hemorragia. Lloré sin parar, sin poder contener una sola lágrima.

    Me encerré en casa dos días seguidos a oscuras y llorando en mi habitación. No paraba de repetirme por qué había hecho algo así, por qué había matado a mi hijo. Ya no había vuelta atrás, ni posibilidad alguna de arreglar lo que yo misma había provocado.

    Pronto empecé a dormir mal, a tener pesadillas y sentir una mezcla de ansiedad y tristeza que no podía frenar. Soñaba con niños desprotegidos que me pedían auxilio y yo no hacía nada. Me despertaba en mitad de la noche, pero en vez de sentir alivio por interrumpir la pesadilla, me hundía más porque la pesadilla era real. Había hecho lo peor que una mujer puede hacer.

    Ya no era la misma. No disfrutaba, me mostraba irascible, quería llorar a escondidas cada dos por tres… y sentía un vacío dentro de mí que nada podía cubrir. Ese vacío siempre estará ahí, nunca cambiará.

    La relación con mi novio se hizo imposible, a pesar de que yo quería perdonarle.

    Han pasado ya muchos años y no hay día que no me arrepienta de haberlo hecho. Todos los días pienso en mi pequeño, en que lo daría todo por tenerlo conmigo. La gente piensa que te acostumbras a vivir con esto, pero no es verdad, sólo te adaptas. Quise ocultarles a mis padres que había abortado, pero un día no pude más y se lo conté a mi madre. Gracias a ella y al apoyo de mi familia he podido salir a flote, me refugié en ellos como nunca antes. Ahora sé que si hubiera tenido a mi hijo habríamos contado con el apoyo de mi familia, pero entonces sólo me preocupaba qué iban a pensar.

    He recibido terapia, y me ha ayudado mucho, pero el dolor más profundo no te lo puede quitar nada ni nadie. Simplemente aprendes a vivir con ello. Siempre tendré dentro de mí una sensación de pena enorme y constante por recordar que le hice algo así a mi propio hijo. Lo que más deseo en el mundo y le pido a Dios es que algún día pueda unirme con mi niño.

  4. El aborto es uno de los grandes males que hay en la sociedad actual ya que en caso de embarazo no deseado mucha gente opina que abortar es la mejor o que es la única salida posible. La sociedad debe concienciarse de que el aborto es un asesinato, y no solo contra tu propio hijo sino también contra la propia concienia moral, y que existen muchas otras soluciones como dar en adopción ya que en este caso el niño tendría una oportunidad de vivir. Además de ser un asesinato, un número elevado de abortos repercute en el índice de natalidad, provocando que la cultura y las raices locales se pierdan. En conclusión el aborto es un acto de egoismo hacia tu propio hijo (debido a que no le permites vivir) y un numero elevado provoca graves consecuencias sociales.

  5. BARCELONA, 15 Oct. 12 / 11:45 am (ACI).- Un video entregado a ACI Prensa revela la práctica del aborto en el Hospital San Pablo de Barcelona (España), en cuyo patronato participan representantes de la Arquidiócesis de esa ciudad.

    El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, ha negado en repetidas ocasiones que en el Hospital San Pablo se realicen abortos.

    La filmación, que acompaña esta nota, presenta a una mujer embarazada de alrededor de 40 años, cuya identidad se mantiene en reserva, a quien los profesionales de la salud del centro médico español le ofrecen practicarle pruebas médicas –la biopsia de corión y la amniocentesis–, para detectar si el niño en el vientre tiene Síndrome de Down, y así proceder a la “interrupción voluntaria del embarazo” (aborto).

    Enlace al vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=QHXIjr3tbI0&feature=player_embedded

  6. Denuncia: España financia aborto en Sudamérica con 7,3 millones de dólares.
    MADRID, 19 Oct. 12 / 01:33 am (ACI/EWTN Noticias).- En base a un informe difundido por el diario La Gaceta, la Dra. Gádor Joya denunció que el Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de España ha financiado con 7,3 millones de dólares a una ONG “para que organice foros internacionales a favor del aborto libre y gratuito en ciudades de América como La Paz, Quito o Lima”.
    Más información : http://www.aciprensa.com/noticias/denuncia-espana-financia-aborto-en-sudamerica-con-73-millones-de-dolares-73359/

  7. Denuncia: España financia aborto en Sudamérica con 7,3 millones de dólares.
    MADRID, 19 Oct. 12 / 01:33 am (ACI/EWTN Noticias).- En base a un informe difundido por el diario La Gaceta, la Dra. Gádor Joya denunció que el Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de España ha financiado con 7,3 millones de dólares a una ONG “para que organice foros internacionales a favor del aborto libre y gratuito en ciudades de América como La Paz, Quito o Lima”.

    Más información en:
    http://www.aciprensa.com/noticias/denuncia-espana-financia-aborto-en-sudamerica-con-73-millones-de-dolares-73359/

  8. Obama vate todos los récords con sus iniciativas legislativas y de apoyo contra la vida.

    Un 4 de noviembre ganó las elecciones y el día 5 tomó su primera decisión favorable a la cultura de la muerte.

    Actualizado 24 octubre 2012

    C.L. / ReL

    No habían pasado ni veinticuatro horas desde su victoria sobre John McCain en 2008, cuando Barack Obama tomó su primera decisión como presidente: designar un jefe de gabinete, auténtico “presidente del Gobierno” en la sombra en cualquier régimen, pero más aún en una república presidencialista. El elegido fue Rahm Emanuel, cuya dimisión dos años después fue la mayor crisis política interna que ha vivido Obama. Cuando fue designado, Emanuel tenía en sus once años de carrera política como senador (en el estado de Illinois, primero, y en Washington después) un ranking del 100% de votaciones a favor del aborto.

    Todos los hombres del presidente
    Eso ya indicaba por dónde discurriría la flamante presidencia, pero nadie podía llamarse a engaño. Obama se había mostrado en reiteradas ocasiones partidario del aborto en sus formas más crueles, como el aborto por nacimiento parcial, y en las cuatro ocasiones en las que pudo hacerlo votó a favor de prohibir al personal sanitario atender a los fetos que sobreviven al aborto (en Estados Unidos 44.000 supervivientes con ese origen).

    El día 11 de ese mismo mes, ofreció a otro proabortista, Tom Daschle, ser su secretario de Salud, y lo habría sido de no descubrirse un escándalo de ocultación fiscal que impidió su nombramiento. A partir de ahí, buena parte de las personas elegidas para su Administración fueron de la Emilýs List, un poderoso lobby proabortista que sólo apoya a políticos que defienden las subvenciones públicas para abortos y que se oponen a los intentos de prohibir el aborto por nacimiento parcial, uno de los caballos de batalla del ex presidente George W. Bush.

    El caso Schiavo
    El rosario de cargos que fueron ocupados por abortistas se extiende a todo el equipo de gobierno de primer y segundo nivel de Obama, pero en particular a los que conciernen directamente a las áreas de vida, familia, mujer y servicios sociales. Algunos muy significativos, como la elección de Thomas Perrelli, el abogado del marido de Terri Schiavo (́desconectadá y muerta por hambre en 2005) como tercer fiscal del Departamento de Justicia. Todo un guiño a otro sector de la cultura de la muerte, el que atañe a la eutanasia o asimilados.

    Y desde noviembre de 2008 hasta octubre de 2012, en que se ha pronunciado a favor del aborto en más de una ocasión durante la campaña, suman hasta 241 iniciativas de distinto tipo a favor de la cultura de la muerte.

    Un “mandato” contra escuelas y hospitales católicos
    Algunas son directamente proabortistas, como levantar la prohibición de Bush de financiar abortos en el exterior o de investigar con embriones, o respaldar a la organización abortista Planned Parenthood, o celebrar explícitamente la sentencia Roe vs Wade que en 1973 legalizó el aborto en Estados Unidos, una decisión del Tribunal Supremo que, según dijo, “defiende el derecho de la mujer a la salud reproductiva”: “Me comprometo a defender ese derecho constitucional”, añadió.

    U obligar, con su reforma sanitaria, a que las instituciones públicas paguen abortos o, según el célebre “mandato” de su secretaria de Salud, la abortista Kathleen Sebelius, que los empleadores deban ofrecer a sus trabajadores seguros que incluyan anticoncepción o fármacos abortivos aunque vayan contra sus principios (una iniciativa letal para escuelas y hospitales de la Iglesia católica, que está luchando contra ella como atentatoria contra la libertad religiosa).

    El elenco de estas medidas de Obama llega hasta 241 en cuatro años de mandato (según el listado [en inglés] de LifeNews.com), lo cual equivale prácticamente a una decisión directa o indirectamente proabortista cada semana. De ahí la extrema movilización de los grupos provida en Estados Unidos ante unas elecciones que se revelan cruciales por -entre otros- ese motivo.
    (Fuente: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=25554)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s