Una mujer fuerte II

La última esperanza de salvación para Asia Bibi es dar a conocer su impactante historia

Sólo la presión internacional a través de la opinión pública puede revertir la suerte de esta madre de cinco hijos fiel a Jesucristo.

Resulta difícil de creer que una campesina madre de cinco hijos esté esperando la horca por beber un vaso de agua tras una jornada de cosecha al sol.

Una periodista francesa corresponsal en Islamabad, Anne-Isabelle Tollet, bien conocida porque ha sido presentadora de los informativos de la televisión pública gala, quiso que ella misma, Asia Bibi, contara su historia. Está convencida de que esa historia puede todavía movilizar a la opinión pública mundial, y con ella a los gobiernos, y presionar a Pakistán para que no mate, ni permita que nadie mate a una persona inocente.

Cuando Asia Bibi, un día de junio de 2009, sació su sed en un pozo reservado a mujeres musulmanas, y éstas -¡sobre todo, una vecina rencorosa!- se lo recriminaron, la joven les echó en cara que Mahoma no aprobaría su actitud. Que una cristiana nombrase al Profeta fue su perdición. Con esa ley en la mano, su caso y otros de similar sinsentido acaban entre rejas.

Asia Bibi es católica. Sólo dos familias lo son en su pueblo, donde a pesar de llevar una vida dura, eran felices. Está en una celda de tres metros por tres, sin ventana, sin servicios higiénicos, con el suelo de tierra, un mal jergón como cama y aislada por su propia seguridad. Hay decretada una fatwa contra ella, y asignada una millonaria recompensa a quien la elimine. No le queda ni el consuelo de conversar con sus compañeras de prisión.

Asia Bibi ha podido librarse de su calvario abandonando su fe cristiana, como le ofrecieron ya desde el principio las autoridades mahometanas de su aldea. Pero se ha negado en todo momento a renegar de Cristo, a pesar de que tiene el corazón de madre destrozado por la ausencia de sus hijos, la menor de nueve años y una de ellas discapacitada. Volver a abrazarlos sería para ella el cielo en la tierra. El otro ya se lo ha ganado.

Firma para pedir su liberaciónPide al Gobierno y al Congreso que se movilicen por Asia Bibi y Youcef Nadarkhani

http://www.hazteoir.org/firma/44442-pide-gobierno-y-congreso-que-se-movilicen-asia-bibi-y-youcef-nadarkhani

3 Respuestas a “Una mujer fuerte II

  1. “Desfachatez” de sacerdote cristiano
    El 30 de septiembre de 2011, poco después de la oración musulmana de la tarde, aproximadamente tres mil fieles musulmanes incendiaron y demolieron la iglesia Gerges Mar en la aldea de El Marenab de Asuán. La turba también arrasó cuatro casas cerca del edificio de la iglesia y dos negocios, todos los propietarios cristianos.

    Los imanes de más de veinte mezquita animaron a los devotos musulmanes a destruir e incendiar la iglesia cristiana, demoler las casas de los cristianos y saquear sus propiedades, según testimonios cristianos.
    Aldeanos musulmanes afirmaron que miembros cristianos de la iglesia estaban convirtiendo una casa de huéspedes en una iglesia. Los ciudadanos musulmanes también estaban molestos por los símbolos de la fe cristiana, tales como cruces, se podían ver desde el exterior del edificio de la iglesia.
    El sacerdote cristiano Makarious Bolous tuvo la “desfachatez”, islámicamente hablando, de reconstruir la iglesia. La policía y autoridades egipcias conocen perfectamente a los imanes y creyentes musulmanes que incendiaron el templo cristiano, pero ninguno de estos ha sido detenido ni juzgado.
    El sacerdote cristiano transgredió la ley que ha imperado siempre en el mundo musulmán, que prohíbe construir iglesias o sinagogas, y en caso de desperfectos en estos centros de culto cristiano y judío, se tiene que pedir permiso al gobierno o a las máximas autoridades del país, lo que normalmente es denegado.
    “En Egipto un porcentaje significativo de proyectos de construcción se hacen sin permisos e incluso cuando la expedición de permisos, el cumplimiento de sus estipulaciones es casual y la aplicación es laxa. El pueblo donde el edificio de la iglesia una vez estuvo rodeado de casas que tienen dos o tres pisos adicionales construidos fuera de las especificaciones permitidas y por otros que fueron construidos sin permiso en absoluto”, declaró el sacerdote cristiano Bolous.
    El tribunal de Primera Instancia ha fallado contra el sacerdote cristiano y le ha condenado a seis meses de cárcel al sacerdote por reconstruir su iglesia, que fue destruida por islamistas, y también una multa de 300 libras egipcias (50 $ USA)
    Los judíos y cristianos son dhimmies en el mundo musulmán, sus tierras y posesiones han de pasar definitivamente al Islam, y los países que fueron sometidos a la Espada del Islam tienen que volver a reislamizarse y los “sionistas y cruzados” expulsados de ellas, como Alá manda, y podemos leer en el Corán.
    Reconstruir una iglesia en donde se hallaba, destruida por los musulmanes, como reconstruir un país, Israel, en donde siempre hubo judíos, como en Egipto hubo cristianos antes que musulmanes, es un delito, una afrenta, un insulto al Islam, según los islamistas. “Si los musulmanes ocupan y destruyen una iglesia, un país, que se jod.. los cristianos; y si los musulmanes ocuparon el país de los judíos, que los judíos se jod..” Este el pensamiento que inspira las acciones de los islamistas.
    Condenar al dhimmi sacerdote cristiano por reconstruir su iglesia, y dar inmunidad a los incendiarios y destructores musulmanes es correcto según la ley musulmana, el Shari´a.
    Estos aldeanos no son unos bárbaros, ni locos, ya que sus imanes les inculcan estas ideas que leen en el Corán, sus imanes les alientan a incendiar y destruir las iglesias:
    ¡Qué desfachatez tienen esos cristianos y judíos, y que inmorales que son! Esto es lo que piensan estos aldeanos musulmanes que incendiaron la iglesia, y destruir una iglesia, destruir Israel es lo que quiere Alá.
    Este pensamiento totalitario, este adoctrinamiento, es el de los salafistas, y entre los musulmanes que viven en España, según los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, corresponden entre una cuarta y tercera parte de los musulmanes que moran en España, número que crece bajo la influencia de los imanes subvencionados por Arabia Saudita o Irán.
    http://www.compassdirect.org/english/country/egypt/article_1436277.html

  2. Asia Bibi nunca ha fallado en su fe, dice co-autora de libro sobre madre católica encarcelada

    MADRID, 14 Mar. 12 (ACI/EWTN Noticias) .- Anne-Isabelle Tollet es la coautora del libro-testimonio “¡Sacadme de aquí!” sobre la madre católica de cinco hijos, apresada desde 2009 en Pakistán acusada de violentar la ley de blasfemia. En entrevista con ACI Prensa cuenta que la mujer pasa el día en su celda rezando y pensando en sus hijos.

    Asia Bibi fue condenada a muerte en 2010 en aplicación de la ley de la blasfemia, arma esgrimida en Pakistán por los musulmanes para arreglar cuentas personales. A ella la acusaron, tras un duro día veraniego de cosecha en el campo, de beber un agua reservada a mujeres musulmanas y nombrar a Mahoma en su defensa.

    Pudo librarse de la condena rechazando su fe católica, pero prefirió ser fiel.

    El gobernador del Punjab, musulmán, y el ministro de las Minorías, cristiano, fueron asesinados por defenderla. Hoy, en una celda sin ventana, cuyas paredes tocas sin más que extender los brazos, espera que se sustancie un recurso contra su sentencia.

    Anne-Isabelle Tollet, corresponsal de la televisión francesa en Islamabad, la ayudó a preparar su libro testimonio, ¡Sacadme de aquí! (LibrosLibres), y ha estado recientemente en España para presentarlo.

    A continuación la entrevista:

    ACI Prensa: ¿Cómo es un día en la vida de Asia Bibi?

    Tollet: Se despierta al amanecer, pero no con el sol, porque no lo ve nunca, sino cuando le traen agua, a las seis de la mañana. No hay ventilación, así que sufre mucho por el calor y los mosquitos. Pasa el día rezando, en su cama. Y esperando toda la semana a que llegue el martes, el día en que su marido va a verla a la prisión. Mientras tanto, mata el tiempo evocando sus recuerdos, pensando en sus hijos y rezando.

    ACI Prensa: ¿Cómo viven su marido y sus hijos esta separación?

    Tollet: Con gran dificultad. Es muy complicado para los hijos soportar la ausencia de su madre. No comprenden por qué desapareció de repente y por qué le quieren hacer tanto daño. Y es muy complicado para su marido, Ashiq, obligado a llevar la casa y a criar y alimentar a sus hijos. Esto es muy poco corriente y muy desacostumbrado para un hombre en Pakistán.

    Ha tenido que aprender, y no ha sido fácil para él. Además, cuando visita a su mujer, si los niños están tristes o enfermos, tiene que decir que todo va bien en casa para no inquietar a su mujer en prisión. Lleva todo sobre sus espaldas sin jamás poder desahogarse con unos ni con otros, y al mismo tiempo teniendo que mantener una apariencia de equilibrio, de tranquilidad.

    ACI Prensa: En ¡Sacadme de aquí! Asia Bibi cuenta su historia de amor, inocente y dulce. Pero al mismo tiempo es una mujer de mucho carácter, ¿no?

    Tollet: Cuando le pedí a Ashiq que describiese a su mujer, me dijo efectivamente que tenía un carácter muy fuerte y que cuando algo se le metía en la cabeza no lo soltaba, era obstinada. Están muy enamorados. No fue un matrimonio forzado ni concertado: se conocieron, se amaron, se casaron y se tratan con mucha dulzura y ternura. No es fácil en Pakistán encontrar una pareja tan enamorada y tan entregada el uno al otro.

    ACI Prensa: Tienen cinco hijos, pero la pequeña de nueve años destaca en particular por la madurez de su rostro…

    Tollet: Tiene un rostro adorable. Está muy afectada, es más duro para ella. Llora varias veces al día porque le falta su mamá… pero al mismo tiempo es verdad que muestra gran rectitud y madurez ante lo que le ha caído sobre los hombros de la noche a la mañana. Es capaz de analizar la situación de su madre, de Pakistán, de la ley de blasfemia, etc. Es impresionante, porque es muy pequeña.

    ACI Prensa: Usted donará los derechos de autor de ¡Sacadme de aquí! para la familia, dado que Ashiq perdió su trabajo. ¿Cómo vive usted este drama a nivel personal?

    Tollet: Para mí es fácil. Asia Bibi y su familia han entrado en mi corazón y forman parte de mi familia… pero yo no vivo en Pakistán. No estoy amenazada todos los días. No temo morir a cada instante. Así que lo menos que puedo hacer es hablar de ella y hacer lo posible por que sea liberada.

    Es una familia muy necesitada y muy pobre que no tiene ayuda económica, sólo la que se pueda conseguir de la comunidad internacional… Es un compromiso que yo he adquirido ante ellos dos y no les abandonaré hasta que lo consiga.

    ACI Prensa: ¿Cuáles serán sus siguientes pasos?

    Tollet: -Esta semana en Ginebra hablaré ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde interpelaré a los representantes de Pakistán para que expliquen cómo pueden todavía mantener una ley antidemocrática, cuando han suscrito un pacto en las Naciones Unidas que compromete al país a respetar los derechos del hombre, la libertad de pensamiento y la libertad religiosa. Veremos qué respuesta ofrecen.

    En otoño iré a Nueva York cuando salga en inglés el libro de Asia Bibi. Toda la campaña se hará en Washington, porque es allí donde está el poder de decisión. Ya está previsto, aunque no confirmado, un encuentro con Hillary Clinton.

    ACI Prensa: Usted insiste mucho en que la ley de blasfemia no es en sí misma discriminatoria, que muchos musulmanes son condenados por ella…

    Tollet: Sí, sobre todo los musulmanes. Primero, porque los islamistas quieren radicalizar a la sociedad paquistaní y no soportan que un musulmán sea a sus ojos un “mal musulmán”. Segundo, porque son mayoría y se ven más afectados que los cristianos, unos 3 millones de personas. A los fundamentalistas les da igual que los cristianos sean condenados, ven más importante lo que suceda con la mayoría de la población, 160 millones de musulmanes. Su determinación es hacerles vivir un islam radical

    ACI Prensa: ¿Sabía Asia Bibi que venía usted a España?

    Tollet: Sí, y le hizo muy feliz la idea. No sabe gran cosa de España, sólo que es un país al lado de Francia. Está aguardando el relato de mi estancia aquí, para saber cómo han acogido los españoles su libro. Eso le ayuda a conservar firmemente la esperanza.

    ACI Prensa: Y la oración, porque es muy religiosa, ¿no?

    Tollet: Reza todo el día. Nunca ha fallado en su fe… afortunadamente, porque eso le ha permitido mantenerse en pie.

  3. La mitad de los cristianos pakistaníes a favor de la ejecución de Asia Bibi

    “¡No haber blasfemado! ¡No haber insultado al Profeta!” dicen. Innecesario demostrar que efectivamente lo hiciera. Innecesario discutir si aunque lo hubiera hecho (que no lo ha hecho), es justo colgar de una cuerda a una persona que en un arranque de ira si quieren Vds., pronuncia palabras de la naturaleza de una blasfemia.

    Extraño ¿verdad? El dato no proviene de ninguna encuesta demoscópica pakistaní o internacional, pero lo aporta una de las periodistas occidentales que mejor conoce la sociedad pakistaní y la que, sin duda, mejor conoce el caso Asia Bibi: la francesa Anne Isabelle Tollet, autora del libro “Sacadme de aquí”, sobre el calvario que sufre la cristiana pakistaní Asia Bibi. Anne Isabelle Tollet realizó dichas declaraciones en el programa “Iglesia Perseguida” de Radio María que tengo el placer y el honor de dirigir los sábados a las 15:00 hs..

    Y la verdad es que los hechos dan la razón inexorablemente a la periodista francesa. Conocemos ahora un nuevo caso que abunda en la frecuencia con que tan humano comportamiento se produce. En el distrito de Bahawalnagar en Lahore, la policía ha detenido a una joven de 26 años, Shamim, madre de una niña de cinco meses de edad por, supuestamente, haber insultado al profeta Mahoma. El incidente ocurrió el 28 de febrero pasado y según su familia, la injusta acusación partió de unos parientes… ¡¡¡cristianos como ellos!!!, no por casualidad, eso sí, recientemente convertidos al islam. El síndrome del converso una vez más, aquél que tan bien han conocido los judíos que han convivido con nosotros en nuestro bello suelo peninsular y en tantos otros lugares del mundo donde lo han intentado; aquél que tan bien conocen hoy los cristianos en tantos lugares del mundo donde su existencia se torna verdaderamente infernal.

    La noticia, como lo es también la aterradora revelación que realiza la periodista Anne Isabelle Tollet, es un ejemplo más de los efectos monstruosos que el miedo puede llegar a producir. Y es que el miedo atenaza la mente, embota los sentidos, abotarga los sentimientos…

    A los españoles este efecto nos puede parecer extraño, inexplicable, y sin embargo, no hace falta remontarse muy lejos, cuando periodistas desaprensivos sin ninguna profesionalidad lo primero que preguntaban a los deudos de una víctima del terrorismo era si “perdonaban al asesino”, pregunta impertinente que no esperaban para realizar ni a que el pobre finado (finiquitado), en su lecho mortuorio, hubiera terminado ni de enfriarse. Sí señores, estas cosas han ocurrido en España, aunque ahora que la amenaza terrorista nos queda más lejana, saquemos pechito y hagamos como que nunca pasaron.

    Aún menos lejos tenemos que irnos –se está produciendo todos los días, ayer mismo, mañana por qué no- para contemplar el extraño espectáculo en que consiste la prisa que tantos españoles, hombres de iglesia también, se dan para otorgar pública y gratuitamente su perdón a los asesinos, sin ni siquiera esperar a que lo hagan sus verdaderas víctimas, esto es, aquéllos que efectivamente y no por televisión, perdieron a su hijo o a su hija, a su esposo o a su esposa, a su padre o a su madre, a su hermano o a su hermana, a su amigo, a su amiga… aquéllos que han quedado mutilados y llevan para siempre sobre el cuerpo la señal del odio que les profesaba una persona a la que, después de todo, fíjense Vds. como es el odio, tan extraño como el miedo, ni siquiera conocieron nunca.
    ©L.A.
    encuerpoyalma@movistar.es

    Fuente: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=21483)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s