La mujer fuerte

En el día de la mujer trabajadora un recuerdo para las mujeres fuertes, como Asia Bibi y tantas otras. Pulsar sobre las fotos.

Hoy como ayer los cristianos siguen siendo perseguidos.
El cristianismo siempre fue perseguido. En los primeros siglos de su existencia porque era considerado una superstición. Los primeros cristianos eran calificados de ateos, ya que se negaban a adorar a los emperadores y a los dioses del Imperio Romano. Por otra parte, predicaban la igualdad de todos los seres humanos, el amor al prójimo, se llamaban hermanos entre sí, también a los esclavos.

Puesto que el cristianismo era considerado ilegal en el imperio, los cristianos debían ocultarse. Se construyen así las catacumbas de la ciudad de Roma, donde se dice que los cristianos se reunían. Para identificarse habrían utilizado símbolos, como el símbolo del Pez (Ichthys), acrónimo que significaba: Jesucristo, Hijo de Dios, Redentor.


Marcados por su fe
Cuando la invasión islámica, los cristianos eran marcados a fuego como era marcado el ganado.
Los coptos decidieron entonces marcarse ellos mismos como y donde quisieran.
Por ello,  todos los coptos mayores y niños, llevan tatuada una cruz en la muñeca, en el lugar donde atravesaron los clavos a Cristo.

En el año 311, Galerio en Oriente, concedía a los cristianos la libertad y la paz. Fraguó esta paz en el año 313 con el “Edicto de Milán”. Con el Edicto de Milán (313) por primera vez en la historia se admitía el principio de libertad religiosa. Independientemente de cualquier religión, los ciudadanos podía adorar a la divinidad que tuvieran.

3 Respuestas a “La mujer fuerte

  1. EL AMOR DE UNA MADRE

    Una mujer de Varsovia dio a luz este jueves a dos gemelos después de que el médico le prescribiese estar los últimos 75 días de su embarazo cabeza abajo para poder mantener a los dos bebés con vida.

    Joanna Krzisztonek, que estaba esperando trillizos, se puso de parto a los cinco meses de embarazo. Los médicos fueron incapaces de salvar a uno de los tres fetos, pero consiguieron parar el parto con medicamentos que detuvieron las contracciones.

    Los médicos le dijeron que sólo si ponía las piernas por encima de su tripa, es decir cabeza abajo, tendría más posibilidades de que sus dos bebés nacieran con vida.

    Krzisztonek siguió las indicaciones de los médicos y 75 días después dio a luz a Iga e Ignacy.

    Los gemelos permanecen en una incubadora, pero los médicos creen que muy pronto saldrán del hospital con su madre.

    “Joanna asumió el riesgo y tras una fuerte dedicación, dio a luz a dos maravillosos hijos”, explicó el profesor Mariusz Zimmer, que ha mantenido el seguimiento del embarazo, según una información del diario ‘Super Express’ recogida por la agencia de noticias RIA Novosti.

  2. el humanismo, le debe mucho al cristianismo.

  3. el humanismo , le debe mucho al cristianismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s