Dios llora en la tierra

Dios llora en la tierra
La comunidad cristiana en India está todavía eclipsada por los ataques de 2008, cuando extremistas hindúes llevaron a cabo ataques salvajes y no provocados sobre pueblos cristianos en Orissa, dejando miles de refugiados. 4.640 casas, 252 iglesias y 13 instituciones educativas fueron destruidas. A pesar de que todo el Consejo Cristiano Indio calcula que hubieron 70 muertes a causa de la violencia, muchos siguen desaparecidos, así que la cifra podría ser alrededor de 500. 54.000 se quedaron sin casa durante los disturbios, e incluso en 2010 muchos continuaron viviendo en campos de refugiados. El trabajo de la Iglesia católica en India no hace distinción entre castas, y por eso, a menudo eso es visto como un peligro para la estructura social india. Este año, India no ha sido testigo de ataques contra comunidades cristianas comparativamente a los que tuvieron lugar en 2008, sin embargo, un alto número de incidentes aislados de violencia continuan afligiendo a la comunidad. La población india, calculada en 1100 millones, es multiétnica. Más del 8% son tribus indígenas, pertenecientes a más de 600 tribus diferentes. La abrumadora mayoría (más del 80%) de la población son hindúes, seguidos por los musulmanes (aproximadamente 13%) y cristianos (2,4%).

Donde Dios llora

8 Respuestas a “Dios llora en la tierra

  1. Sabías que la Iglesia Católica es institución que más ayuda a enfermos de SIDA en el mundo

    ROMA, 01 Dic. 10 (ACI).-Del total de personas infectadas en el mundo con el VIH/SIDA, aproximadamente el 25 por ciento es atendida por alguna institución de la Iglesia Católica, lo que la convierte en la institución más importante a nivel mundial en este tema. Este porcentaje aumenta en el caso de África, en donde la Iglesia cuida de casi el 50 por ciento de los afectados por este flagelo.

    En entrevista concedida a la plataforma multimedia de la organización Ayuda a la Iglesia que Sufre, Wheregodweeps.org, el P. Michael Czerny, fundador de la Red Jesuita para lucha contra el SIDA en África, precisa que en algunos lugares alejados de las grandes ciudades, la cantidad de personas que sufren esta enfermedad y que son atendidas por la Iglesia llega incluso al 100 por ciento.

    “Con frecuencia los únicos servicios para lidiar con el SIDA en áreas remotas con las clínicas de la Iglesia”, añade el sacerdote jesuita que dirige la mencionada red en la ciudad de Nairobi, Kenia.

    El sacerdote resalta luego que “la Iglesia en el mundo es la entidad que más cuida a enfermos de VIH, a quienes ya padecen el SIDA y cuida además de quienes son afectados por este flagelo: las viudas, los huérfanos y demás personas que tienen que lidiar con este problema”.

    “Dado que el HIV y el SIDA no son solo una infección o enfermedad sino también un problema personal, familiar, social y espiritual, lo que la Iglesia puede hacer y lo que efectivamente hace que me enorgullece es acoger a la personas de manera integral, considerando su dimensión psicológica y espiritual, básicamente, y no solo al nivel médico”, explica.

    El SIDA y el condón

    Tras comentar que se lucha contra el SIDA con espíritu de familia, llevando a Cristo a todos los afectados, amigos y parientes, el P. Czerny recuerda lo dicho por el Papa en su viaje a África en 2009 sobre el hecho de que el condón no resuelve el problema, sino una auténtica humanización de la sexualidad.

    Esta afirmación secundada por el Dr. Edward Green, entonces Director del programa para la prevención del SIDA de la Universidad de Harvard. Este experto explicó, días después del viaje del Santo Padre, que “el condón no previene el SIDA, solo la conducta sexual responsable puede responder a esta pandemia”.

    Luego de explicar que la clave para la lucha contra el SIDA está en la promoción de la abstinencia y la fidelidad, que permiten vivir la sexualidad de manera sana y bella, el sacerdote denuncia que en África, “la masiva promoción del condón es sinónimo de destrucción”.

    “Eso no está haciendo frente al problema, pero desafortunadamente no es el único ejemplo de aproximaciones equivocadas impuestas a África a las cuales ha sobrevivido este continente”, añade.

    Finalmente el P. Czerny expresa su esperanza de que “con la enseñanza que el Santo Padre ha dado progresemos. El éxito real está en que la gente joven sea capaz de vivir su sexualidad más responsablemente. Cuando las parejas casadas viven su sexualidad de esta forma, y cuando el SIDA se enfrenta todos juntos como la familia de Dios, entonces avanzamos en África”.

  2. Para lamentar la siguiente noticia:
    ASIA/PAKISTAN – Los radicales islámicos realizaran una protesta en Navidad contra Asia Bibi, por “el honor del Profeta”

    Islamabad (Agencia Fides) – Se preanuncia una Navidad difícil para la comunidad cristiana en Pakistán. Una alianza transversal de grupos radicales islámicos, que incluye partidos religiosos, movimientos islámicos, organizaciones cercanas a grupos terroristas, ha puesto en marcha para el 24 de diciembre, tras las oraciones del viernes, una gran manifestación nacional de masas, bajo el lema “Namos-e-risalat”, es decir, defender el honor del profeta Mahoma, para decir “no” a la puesta en libertad de Asia Bibi y cualquier modificación de la ley sobre la blasfemia. La alianza ha lanzardo un llamamiento a la “ummah” (comunidad islámica) en todo el mundo, pidiendo el apoyo universal en defensa del Profeta. Por otra parte, los líderes radicales afirman: “Asia Bibi es una mujer blasfema, debería ser repudiada por los cristianos. Cualquier persona que la defiende, un ciudadano común, un político, o Ministro, es culpable de blasfemia con ella”.
    uentes locales de Fides refieren sus fundados temores de que la iniciativa, con un tono obviamente provocador, pueda degenerar en violencia abierta y en ataques contra los cristianos. La Comisión “Justicia y Paz” de los Obispos de Pakistán ha expresado a Fides su “gran preocupación por la creciente tensión, por los posibles resultados de la protesta y por la situación en la que podrían encontrarse las minorías religiosas, especialmente los cristianos”.
    “Se toca uno de los temas más sensibles de la religión islámica, una cuestión de gran impacto emocional: interpretar el deseo de revisión de la ley sobre la blasfemia como un intento de deshonrar al Profeta significa fomentar el odio y el conflicto religioso. Los cristianos han reiterado en repetidas ocasiones su deseo de armonía y paz, y su voluntad de evitar solamente los abusos que esta normativa permite”, explican fuentes de Fides
    Las principales preocupaciones de las minorías religiosas son, sobre todo, la nueva unidad de muchos partidos políticos y movimientos islámicos, que han lanzado un llamamiento a sus militantes: entre los promotores está el “Jamiat-e-Ulema Islam-F” un partido que ha salido recientemente del equipo de gobierno) con el líder Fazl-ur-Rehman; el “Jaamat-e-Islami”; el “Jammat Ahle Sunnat”; pero también la “Jamaat ul Dawa”, organización humanitaria islámica, expresión del grupo terrorista “Lashakr-e tayyba” y muchos otros grupos más pequeños.
    La manifestación también pretende ejercer presión sobre el Parlamento Federal, que en estos días podría examinar la moción presentada por la parlamentaria Sherry Rehman, que propone cambios sustanciales a la ley sobre la blasfemia (véase Fides 26/11/2010). Además el 31 de diciembre se realizará una huelga general – por la que se anima a todos los trabajadores de fe islámica a dejar de trabajar – y el 9 de enero 2011 un encuentro público en Karachi.
    Las fuentes de Fides explican que en los días de Navidad, el clima en la comunidad islámica ya es tenso: se encuentran en los días posteriores a la “Ashura”, día santo que conmemora el martirio del Imam Hussein, sobrino del Profeta. El día – fiesta para los suníes, luto para los chiíes – frequentemente es un momento de enfrentamientos entre las dos comunidades. El riesgo es que la agresión latente puede ser dirigida hacia los cristianos, que están llevando a cabo una campaña a favor de la legalidad, los derechos humanos y la libertad religiosa
    Mientras tanto, el pastor cristiano Samson Dilawar, que visitó Asia Bibi en la cárcel en los últimos días para llevarle asistencia y consuelo espiritual, ha recibido amenazas de muerte y ha confirmado a la Agencia Fides que la vida de Asia “corre un grave peligro en la cárcel”. (PA) (Agencia Fides 16/12/2010)

  3. Acusa Vaticano a China de reprimir libertad religiosa
    Notimex en Ciudad del Vaticano | Mundo
    Viernes 17 de Dic., 2010
    El Vaticano acusó hoy al gobierno de China de reprimir la libertad religiosa, pretender controlar la intimidad de sus ciudadanos, inmiscuirse en los asuntos de la Iglesia y violar los derechos humanos de los católicos.

    En un largo comunicado protestó en duros tonos contra la Octava Asamblea de los Representantes Católicos Chinos, que se llevó a cabo en Pekín entre los pasados días 7 y 9 de diciembre pese a la oposición abierta de la Curia Roma, que la consideró como ilícita.

    “(La reunión) fue impuesta a numerosos obispos, sacerdotes, religiosas y fieles laicos. Las modalidades de su convocatoria y desarrollo manifiestan una actitud represiva hacia el ejercicio de la libertad religiosa, que se auguraba ya superada en la actual China”, apuntó.

    “La persistente voluntad de controlar la esfera más íntima de los ciudadanos, como es su conciencia, y de inmiscuirse en la vida interna de la Iglesia católica, no rinde honor a China, al contrario parece un signo de temor y debilidad, antes que de fuerza”, agregó.

    El comunicado constató que las autoridades del país asiático mostraron una “intransigente intolerancia” más que apertura a la libertad y al respeto efectivo, sea de la dignidad humana, sea de una correcta distinción entre la esfera civil y religiosa.

    Estableció que, en diversas ocasiones, El Vaticano hizo saber, ante todo a los pastores pero también a todos los fieles, incluso públicamente, que no debían participar en dicho evento.

    “Es conocido que muchos obispos y sacerdotes han sido forzados a participar de la asamblea. La Santa Sede denuncia esta grave violación a sus derechos humanos, en particular a su libertad de religión y de conciencia”, insistió.

    La mencionada asamblea ha sido un capítulo más de la tensión que ha caracterizado las relaciones entre Roma y Pekín, luego de varios años de acuerdos de cara a un posible restablecimiento de relaciones diplomáticas.

    En los últimos cinco años y de manera reservada, ambas partes avanzaron en conversaciones para superar los obstáculos para un acuerdo bilateral que estabilice la falta de vínculos institucionales que datan de hace más de 50 años.

    El pasado 20 de noviembre, el gobierno chino impulsó la ordenación de un obispo católico sin el visto bueno del Papa Benedicto XVI, lo cual rompió uno de los acuerdos tácitos establecidos con El Vaticano y provocó una dura protesta.

    En su comunicado, la Sede Apostólica expresó “su estima más profunda” a cuantos, en diversas modalidades, fueron “testigos de la fe con valentía” y no asistieron a la asamblea, mientras, a los demás, les pidió rezar, hacer penitencia y reafirmar su voluntad de seguir a Cristo.

    Desconoció a los líderes de la “Asociación Patriótica Católica China”, elegidos en el encuentro, organización que sostiene “elementos irreconciliables” con la doctrina católica y deploró la elección de un obispo ilegítimo como autoridad de la “conferencia episcopal”, también espuria.

    “La Santa Sede lamenta profundamente el hecho que la celebración de la asamblea haya dañado unilateralmente el diálogo y el clima de confianza, iniciado en las relaciones con el gobierno de la República Popular de China”, afirmó.

    “Mientras reafirma la propia voluntad de dialogar honestamente, siente el deber de precisar que actos inaceptables y hostiles como los apenas mencionados provocan en los fieles, dentro y fuera de China, una grave pérdida de confianza”, sostuvo.

  4. Benedicto XVI denuncia que “los cristianos son el grupo religioso que sufre mayor persecución a causa de su fe”
    150.000 cristianos son asesinados cada año por odio religioso. “La libertad religiosa no es patrimonio exclusivo de los creyentes, sino de toda la familia de los pueblos de la Tierra”, señala el Papa en su mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Paz 2011

    El Papa denuncia en el documento las “persecuciones y terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa”.
    Fuente: ForumLibertas.com

    El Papa Benedicto XVI plasmó este jueves, 16 de diciembre, en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2011, el desolador panorama actual de la situación de la libertad religiosa en el mundo y advirtió que la religión cristiana es la más perseguida a lo largo y ancho del planeta.

    “Los cristianos son actualmente el grupo religioso que sufre mayor número de persecuciones a causa de su fe”, denuncia el Pontífice en un documento presentado por el cardenal ghanés Peter Turkson en el que dedica dos puntos enteros a hablar sobre la situación de los cristianos perseguidos en el mundo, especialmente en Asia y África.

    Como recordó también en rueda de prensa el responsable vaticano estadounidense monseñor Anthony Frontiero, el número de cristianos que son asesinados cada año por causa de odio religioso se puede cifrar en 150.000.

    En el mensaje del Papa, que será proclamado solemnemente el próximo 1 de enero de 2011, Benedicto XVI sienta al mismo tiempo las bases para una sistematización de sus enseñanzas sobre la “laicidad positiva”, un concepto muy importante en este pontificado, y que ha sido clave en sus viajes a Estados Unidos, Francia e Inglaterra, entre otras intervenciones.

    En ese sentido, Benedicto XVI resalta que “la libertad religiosa no es patrimonio exclusivo de los creyentes, sino de toda la familia de los pueblos de la Tierra”, que se trata de un “elemento imprescindible del Estado de derecho; no se puede negar sin dañar al mismo tiempo los demás derechos y libertades fundamentales, pues es su síntesis y su corolario”.

    “Hostilidad encubierta”

    El documento para la Jornada Mundial de la Paz 2011 contiene en cualquier caso una buena parte de denuncia, especialmente sobre la situación de los cristianos en zonas de Asia y África, así como de la “hostilidad encubierta” en las sociedades occidentales.

    Así, en su primer punto, arranca con un recuerdo especial hacia los cristianos de Iraq, “los recientes sufrimientos de la comunidad cristiana”, según informa la agencia Zenit.

    “Este año que termina también ha estado marcado lamentablemente por persecuciones, discriminaciones, por terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa”, señala el Pontífice.

    De modo especial, el Papa condena “el vil ataque contra la catedral sirio-católica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Bagdad, en la que el 31 de octubre pasado fueron asesinados dos sacerdotes y más de cincuenta fieles, mientras estaban reunidos para la celebración de la Santa Misa”.

    “En los días siguientes se han sucedido otros ataques, también a casas privadas, provocando miedo en la comunidad cristiana y el deseo en muchos de sus miembros de emigrar para encontrar mejores condiciones de vida”, destaca.

    También manifiesta su cercanía y la de la Iglesia a los cristianos iraquíes, y agradece las acciones de los Gobiernos “que se esfuerzan por aliviar los sufrimientos de estos hermanos”, mientras pide a todos los católicos “rezar por sus hermanos en la fe, que sufren violencias e intolerancias, y a ser solidarios con ellos”.

    Situación “inaceptable”

    El Papa constata “con dolor” que “en algunas regiones del mundo la profesión y expresión de la propia religión comporta un riesgo para la vida y la libertad personal”.

    “Particularmente en Asia y África, las víctimas son principalmente miembros de las minorías religiosas, a los que se les impide profesar libremente o cambiar la propia religión a través de la intimidación y la violación de los derechos, de las libertades fundamentales y de los bienes esenciales, llegando incluso a la privación de la libertad personal o de la misma vida”, dice el texto.

    En otras regiones, sin embargo, “se dan formas más silenciosas y sofisticadas de prejuicio y de oposición hacia los creyentes y los símbolos religiosos”, continúa.

    “Son formas que fomentan a menudo el odio y el prejuicio, y no coinciden con una visión serena y equilibrada del pluralismo y la laicidad de las instituciones, además del riesgo para las nuevas generaciones de perder el contacto con el precioso patrimonio espiritual de sus países”.

    Los más perseguidos

    Los cristianos, subraya, “son actualmente el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones a causa de su fe. Muchos sufren cada día ofensas y viven frecuentemente con miedo por su búsqueda de la verdad, su fe en Jesucristo y por su sincero llamamiento a que se reconozca la libertad religiosa”.

    “Todo esto no se puede aceptar, porque constituye una ofensa a Dios y a la dignidad humana; además es una amenaza a la seguridad y a la paz, e impide la realización de un auténtico desarrollo humano integral”, denuncia.

    “Negar o limitar de manera arbitraria” la libertad religiosa, así como “oscurecer el papel público de la religión”, supone “generar una sociedad injusta, que no se ajusta a la verdadera naturaleza de la persona humana”.

    Ante el laicismo hostil

    El Papa hace una reflexión para que “en Occidente, especialmente en Europa, cesen la hostilidad y los prejuicios contra los cristianos, por el simple hecho de que intentan orientar su vida en coherencia con los valores y principios contenidos en el Evangelio”.

    Benedicto XVI se refiere en el documento a las “formas más sofisticadas de hostilidad contra la religión, que en los países occidentales se expresan a veces renegando de la historia y de los símbolos religiosos en los que se reflejan la identidad y la cultura de la mayoría de los ciudadanos”.

    Y añade que “la misma determinación con la que se condenan las formas de fanatismo y fundamentalismo religioso ha de animar la oposición a todas las formas de hostilidad contra la religión que limitan el papel público de los creyentes en la vida civil y política”.

    “Que Europa sepa más bien reconciliarse con sus propias raíces cristianas, que son fundamentales para comprender el papel que ha tenido, que tiene y que quiere tener en la historia; de esta manera, sabrá experimentar la justicia, la concordia y la paz, cultivando un sincero diálogo con todos los pueblos”, concluye.

  5. Otra pag. relacionada con la navidad es esta:
    http://iblnews.com/story/7819

  6. Ángeles y Tatiana

    Aunque parezca mentira, la religión cristiana es la religión más perseguida del mundo. Esperemos que toda esa disputa acabe no solo en India, sino en todo el mundo.

  7. Hay que evitar la violencia. Desear la paz, trabajar por la paz.
    La guerra trae destrucción, sufrimiento, hogares que quedan sin casa..etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s